La instantánea de la NASA muestra el momento justo en que comienza a contraerse y a expandirse; luego expulsa chorros de gases al espacio.

ILLINOIS, Estados Unidos/ MADRID, España.- Por primera vez, un telescopio de la NASA logró fotografiar el nacimiento de una estrella “bebé”. Las imágenes podrían ser fundamentales para que se conozca el proceso de formación de un planeta, publicó hoy el diario español “El País”.

Normalmente, los nacimientos de las estrellas tienen lugar en zonas oscuras del Cosmos, aunque esta vez el calor generado por el proceso ha permitido que el telescopio Spitzer detecte el hecho mediante su sistema de rayos infrarrojos.

Las fotografías muestran a la estrella embrionaria justo cuando comienza a contraerse y expandirse, y a expulsar chorros de gases al espacio. El astro, denominado “L1157”, está ubicada a 800 años luz de la Tierra, en la constelación Cepheus.

Según las estimaciones de los astrónomos, se convertirá en una estrella completa dentro de un millón de años. (Especial)

Responder