PARÍS.- Un asteroide que mide entre 150 y 600 metros
pasará la próxima semana tan cerca de la Tierra, que
podrá verse con un equipamiento de astrónomo aficionado,
anunciaron hoy fuentes especializadas.

El “2007 TU24″
causaría un daño enorme si impactara contra el planeta,
pero no hay riesgo de colisión, aseguraron.

El cuerpo
espacial estará a 534.000 kilómetros de la Tierra a las
08:34 horas GMT (05:34 horas de Chile) del 29 de enero, su punto
de máxima cercanía, según la base de datos Near
Earth Object (NEO) de la Universidad de Pisa (Italia).

“Durante
un breve instante, el asteroide será observable en cielos
oscuros y despejados con telescopios de aficionado de tres pulgadas
(7,5 centímetros) o más”, dijo la Agencia Espacial
estadounidense (NASA).

El “2007 TU24″ será el asteroide
potencialmente dañino que más se aproximará a la
Tierra hasta 2027, agregó la NASA, estimando que objetos de un
tamaño semejante se aproximan a la Tierra en un promedio una vez
cada cinco años.

La roca fue descubierta en octubre de 2007 por el programa de vigilancia de la Universidad de Arizona (EE.UU.).

De
acuerdo con el Centro de Planetas Menores de la Unión
Astronómica Internacional, con sede en París, la vez que
un asteroide fue detectado más cerca de la Tierra fue el 31 de
marzo de 2004, cuando el “FU162″ pasó a 6.500 kilómetros.

Al
día siguiente de que el “2007 TU24″ pase cerca de la Tierra, el
asteroide “2007 WD5″ debe acercarse a 26.000 kilómetros de
Marte, una distancia ridícula en términos espaciales.

Una
decepción para los astrónomos, que inicialmente pensaban
que había posibilidades de que impactara en ese planeta, un
choque que, dado su tamaño de 50 metros, hubiera equivalido al
estallido de una bomba nuclear de tres megatones, proporcionando un
espectáculo inaudito.

Un asteroide
similar impactó en Tunguska, Siberia, en 1908, arrasando
con 80 millones de árboles en un área de 2.200
kilómetros cuadrados.

via

Responder