La semana pasada, cinco mil páginas web suecas sufrieron al menos algún tipo de sabotaje de hackers integristas turcos. Las páginas Web estaban alojadas en Proinet y en otros servidores suecos. Según la agencia de noticias TT, de dibujos animados Bamse fue sustituida por un mensaje en el que se decía