Radiohead rompió los esquemas de la industria musical el pasado mes de octubre con un novedoso sistema de comercialización de su disco In Rainbow. La banda decidió colgar las canciones de su trabajo en Internet para que los fans las descargaran pagando lo que quisieran. Según un estudio de la firma de análisis comScore, dos de cada cinco internautas pusieron precio a su adquisición. Mientras un 62% de los fans se llevó el disco gratis, un 4% desembolsó entre 12 y 20 dólares. Al final, el precio medio obtenido por Radiohead ascendería a 6 dólares.

No es una cantidad despreciable, si se tiene en cuenta que más de un millón de personas se hizo con el disco, según algunas estimaciones. Pero a los componentes de Radiohead no les ha hecho ninguna gracia la publicación de ese estudio, basado en el comportamiento de los internautas que forman parte de la base de datos de comScore. El grupo ha emitido una nota en la que califica de “erróneos” los datos de ese informe, aunque no ofrece las cifras reales. La viabilidad de este método de comercialización sólo quedará corroborada si otras bandas imitan el modelo.

Responder