Amazon, la librería más famosa del «ciberespacio», ha dado un gran paso hacia el libro digital. Su presidente, Jeff Bezos, ha presentado un dispositivo, llamado Kindle, con el que pretende que los lectores den el salto a lo digital y se descarguen los libros de su tienda.

Después de tres años de trabajo, el aparato consigue liberar de cables a los usuarios, quienes se bajan los libros desde cualquier sitio a través de la red de telefonía 3G. La conexión a internet (Amazon Whispernet, basada en tecnología EVDO) está incluida en el dispositivo (y también en el precio, a cuenta de Amazon). Además, en su pantalla de seis pulgadas (en blanco y negro), también es posible leer el correo electrónico (de una cuenta específica para el dispositivo) y los archivos adjuntos de word, así como visualizar varios formatos de imágenes.

El dispositivo, con teclado, tiene capacidad para almacenar hasta doscientas obras. Con tarjetas de memoria SD pueden guardarse más. Amazon ofrece noventa mil libros para descargar y suscripciones a los más importantes periódicos y revistas de Estados Unidos y trescientos «blogs». Cada volumen se descarga en menos de un minuto.

La idea es que Kindle «desaparezca de las manos» del lector. Que sea tan cómodo como los libros de papel, dijo Bezos. Los textos están escritos con partículas de tinta reales. La pantalla evita los brillos y reflejos. El tamaño de las letras se configura según las preferencias del lector. Permite marcar páginas y tomar notas sobre el texto (como las que se escriben en el margen). Y hasta consultar una palabra en el diccionario The New Oxford American Dictionary o en la famosa Wikipedia.

También para audiolibros

Bautizado por Bezos como el «iPod de la lectura», Kindle tiene una batería que dura un día en el modo inalámbrico o una semana si está conectado. Se recarga en dos horas. Tiene entrada de auriculares para audiolibros (la oferta es de miles, se descargan al PC desde Audible.com y luego se transfieren a Kindle).

Su precio en el mercado de EE.UU. es de 399 dólares y sale a la venta el 29 de este mes. Cada libro cuesta 9,99 dólares la descarga. La suscripción mensual a prensa vale entre 5,99 y 14,99 dólares. Una copia de los libros comprados se guarda de forma automática en Amazon para poder recuperarlos desde el PC a través de USB (2.0).

«Gracias a los libros digitales, leer será más asequible para los lectores, pues los ciclos editoriales se acortan porque no es necesario imprimir físicamente los libros», aventuró Bezos.

Fuente: http://www.abc.es/

Responder