Un aplauso para este par. Primero se hicieron millonarios con KaZaA, una aplicación para intercambiar archivos por redes P2P (y según ellos, el pedazo de software más descargado del mundo). Pero al parecer quedaron con cargo de conciencia de crear un programa utilizado principalmente para intercambiar contenido pirata, y más encima de llenarlo de spyware. Así que decidieron hacerle un bien a la humanidad, e inventaron Skype, que aunque fuese un sistema cerrado de voz sobre IP (VoIP) que no es compatible con el estándar SIP, llegó a revolucionar el mercado de la telefonía en todo el mundo. Cualquier persona de cualquier parte del mundo, con prácticamente cualquier tipo de computador, podía hablar gratis o a muy bajo costo a cualquier parte de mundo. Esa compañía la vendieron en US$2.6 mil millones a eBay. De los cuales US$1.3 mil millones eran en efectivo.

Este par se llama Niklas Zennström y Janus Friis, de Suecia y Dinamarca, respectivamente. No contentos con haber sido los principales gestores de la reinvención de la telefonía en todo el mundo, ahora se han puesto el objetivo de reinventar la televisión. Hemos hablado varias veces sobre como queremos que sea la televisión hoy en día, y al parecer ellos lo van a lograr.

¿Su promesa? Televisión de calidad por internet, con todas las funciones sociales e interactivas que podrías esperar de tenerlo integrado en un computador. Por ejemplo, chatear con otros usuarios que están viendo el mismo programa; que todos los programas de un canal de televisión sea en demanda; que puedas buscar “David Hasselhoff” y encontrar todos los programas disponibles en los que aparezca o hagan mención de él; etc.

Su invento se llama Joost (anteriormente conocido con el nombre clave de The Venice Project). Todavía está en etapa de pruebas cerrada, por lo que tienes que inscribirte en una lista para poder probar las primeras versiones de la aplicación. Actualmente el software funciona sólo con Windows, pero prometen una versión para Mac Intel y Linux en los próximos meses. El contenido es lo que definirá el futuro de la plataforma, pero con 150 empleados repartidos en oficinas en 5 países, incluyendo cuarteles generales en Nueva York y Londres, no deberían tener problemas. Ya han empezado bien, ofreciendo contenido de Warner Brothers y la BBC.

Según ellos, prometen calidad “parecida a la televisión”, y nada de “videos que tartamudean” y que se quedan pegados. Dicen también que a medida que el ancho de banda lo vaya permitiendo, incluso podrán transmitir contenido de alta definición. Nada mal, pero como ellos mismos dicen, el camino más largo es el que existe entre prometer y cumplir. Lo que si queda claro, es que hay que estar bien atentos a los próximos meses de Joost. Podemos estar frente a la plataforma que revolucionará a la televisión.

A continuación dejamos un video demostrando a Joost en funcionamiento, y más pantallazos de la interfaz. (gracias Yves!)

Responder